3.6. Concentración de nitrógeno foliar y fósforo foliar

La concentración de nitrógeno foliar (CNF) y la concentración de fósforo foliar (CFF) son las cantidades totales de N y P, respectivamente, por unidad de masa foliar seca, expresadas en mg g-1 (o a veces como % de masa foliar seca). Los rankings interespecíficos para CNF y CFF están a menudo correlacionados. Entre especies, el CNF suele estar fuertemente correlacionado con máxima tasa fotosintética (por unidad de masa) y con el AFE. Un CNF o CFF alto están generalmente asociados con alta calidad nutricional para los consumidores en las cadenas alimentarias. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los CNF y CFF de una especie dada suele variar significativamente con la disponibilidad de N y P en el ambiente. La relación CNF/CFF (proporción N a P) es a menudo utilizada como una herramienta para estimar si la disponibilidad de N o P es más limitante para el crecimiento de la planta. Las especies que son activamente fijadoras de nitrógeno, como por ejemplo muchas leguminosas, tienden a tener una proporción CNF/CFF más alta que otras plantas creciendo en el mismo sitio.


¿Qué recolectar y cómo hacerlo?

Ver 3.10 para los procedimientos de colección de hojas. Para estas mediciones la rehidratación inicial no es necesaria. Los pecíolos o raquis son a menudo cortados antes de los análisis de CNF y CFF, pero pueden ser incluidos dependiendo de los objetivos del estudio (ver en 3.1 para la discusión sobre cuándo considerar pecíolos y raquis). Secar en estufa a 60 a 70ºC por 72hs. Las hojas utilizadas para análisis de AF o AFE pueden ser usadas para medir CNF y CFF, siempre que la temperatura de secado no haya superado los 70°C. Para las repeticiones, ver 3.1. pero asegurarse de colectar material suficiente para las réplicas, de acuerdo al método analítico y el equipamiento a utilizar (alrededor de 2g de materia seca por réplica para N y 5g para P en el caso de digestión ácida, 0.2 g para N en el caso de técnicas de combustión, ver más adelante en esta misma sección).


Mediciones

Existen diversas técnicas disponibles para medir los CNF y CFF en material vegetal molido. La macro- o micro digestión (acídica) Kjeldahl, seguida por un análisis colorimétrico (inyección de flujo, utilizando diferentes reactivos para N y P), se ha usado ampliamente. La digestión ácido-húmeda seguida por la formación del complejo fosfomolibdeno azul desde ortofosfato es un método más preciso para la medición del P total. Alternativamente, se puede medir P mediante ICP- OES (Plasma de Acoplamiento Inductivo).La digestión Kjeldahl para el análisis de N está siendo reemplazada, cada vez más, por métodos que emplean una combinación de análisis de combustión, convirtiendo la materia orgánica en N2 y CO2, seguida por espectrometría de masa o cromatografía gaseosa. Estas técnicas de combustión proveen tanto la concentración de N como la de C en la hoja, y si se hacen con analizadores automatizados de N son generalmente menos laboriosos e intensivos químicamente que los análisis Kjeldahl. Las técnicas de combustión generalmente también recuperan más N que los análisis Kjeldahl, porque algunas fracciones de N (por ej. NO2-, NO3- y algunos compuestos de N cíclicos) no reaccionan en los análisis Kjeldahl. Sin embargo, creemos que todos estos métodos estándar deberían dar valores razonablemente precisos de CNF y CFF. Recomendamos analizar un material estándar de referencia con valores de CNF y CFF conocidos junto con las muestras.


Casos especiales o extras

(i) Plantas heterófilas y áfilas. Ver sección 3.1.


Referencias sobre la teoría, significado y bases de datos: Chapin (1980); Field and Mooney (1986); Lambers and Poorter (1992); Aerts (1996); Cornelissen et al.(1997); Grime et al. (1997); Reich et al. (1997); Aerts and Chapin (2000); Wright et al.(2004); Reich et al. (2010).