3.10. Tasa fotosintética en saturación de luz

La tasa fotosintética máxima (i.e. en condiciones de saturación de luz) (Amax) bajo condiciones de campo típicas, es expresada usualmente en µmol m-2 s-1 o nmol g-1 s-1, o ambas. Amax es un caracteres valioso como medida (o al menos como índice) de la capacidad metabólica y es un factor que determina en el promedio de la tasa fotosintética alcanzada (para el follaje superior de la copa). Amax se relaciona con otros aspectos estructurales, químicos y de longevidad del espectro de la economía de las hojas y, junto con esas otras variables, puede permitir predecir procesos de la copa a nivel ecosistémico. Típicamente se hacen medidas simultáneas de la conductancia del vapor de agua de la hoja al mismo tiempo que las mediciones de fotosíntesis.


¿Qué, cuándo y cómo realizar las mediciones?

Se recomienda realizar las mediciones sobre hojas jóvenes y totalmente expandidas (Ver 3.1). Éstas deben provenir de las partes iluminadas de la copa, salvo que se esté enfocando la investigación en taxones del sotobosque. Medir las hojas solamente si han estado expuestas a la luz suficiente tiempo justo antes de realizar las mediciones (por ej. sol directo por 5-10 minutos) para minimizar los recaudos sobre el estatus de inducción foliar o el cierre de estomas debido a la sombra (Ver 3.1. por más discusión).
Dado que la fotosíntesis real es menor que la máxima debido a numerosos factores (incluyendo bajas o altas temperaturas, humedad del suelo o del aire limitadas, potencial de agua en las hojas negativo e inhibición fuente- sumidero, entre otras), se debe ser cuidadosos al elegir el momento del año, hora del día y condiciones generales bajo las cuales hacer las mediciones. Es esencial tener algún conocimiento sobre las respuestas al intercambio de gases del taxón en estudio.

No haga mediciones durante o justo después de períodos (días a semanas) de déficit de agua severo o temperaturas inusuales. Lo ideal es realizar las mediciones en días donde la humedad del suelo, el estatus de agua de la planta, la humedad del aire, la irradiación y las temperaturas están cerca del óptimo para el taxón en cuestión. Las mediciones en la mayoría de los ecosistemas deben ser hechas a media mañana o hacia el final de la mañana (8- 11 hora local) bajo temperaturas o déficit de presiones de vapor que no sean limitantes. Esto minimiza el riesgo de muestrear durante el medio día o en la tarde, cuando disminuye la tasa de intercambio de gases debido al cierre de los estomas, la inhibición fuente-sumidero u otras causas. Si una determinada mañana, o las mañanas en general, son frías en relación a la temperatura óptima para la fotosíntesis, las mediciones se pueden hacer más tarde durante el día. Como la mayoría de las mediciones publicadas han sido realizadas bajo concentraciones de CO2 ambientales, sería recomendable hacer lo mismo. Si las tasas pueden también ser calculadas bajo niveles de saturación de CO2, también es de utilidad.

Cualquier sistema de medición de intercambio de gases foliares confiable puede ser usado para realizar las mediciones. Las condiciones de la cámara pueden ser establecidas en los niveles considerados óptimos, o bien se pueden dejar las condiciones in situ (que necesitan ser cercanas a las óptimas). Si es posible, medir el follaje intacto o las hojas sobre las ramas cortadas y luego recortadas bajo el agua. En este último caso, controlar si hay individuos que no logran permanecer hidratados. Para corroborar que la técnica funciona adecuadamente para el taxón estudiado haga una comparación de intercambio de gases en ramas intactas y en ramas “recortadas”. Las mediciones pueden ser también realizadas en hojas sueltas, pero en este caso las hojas deben ser medidas dentro de segundos a unos pocos minutos como máximo, después de su desprendimiento. También en este caso se debe realizar una prueba de medición sobre hojas intactas vs. hojas sueltas, en una submuestra, para asegurarse que las tasas observadas son similares. Si es posible, el material foliar dentro de la cámara debe ser colectado (Ver 3.1.), medido para CMSFy AFE, y almacenada para análisis químicos subsiguientes.

Referencias sobre la teoría, significado y bases de datos: Reich et al. (1992); Reich et al. (1997); Reich et al. (1999); Wright et al. (2004).

Más sobre métodos: Wong et al.(1979 and 1985 a-c); Reich et al.(1991a, b); Ellsworth and Reich (1992).